ITE (Inspección Técnica de Edificios)

Queda regulada por la entrada en vigor del Decreto 67/2015, de 5 de mayo, para el fomento del deber de conservación, mantenimiento y rehabilitación de los edificios de viviendas, mediante las inspecciones técnicas y el libro del edificio.

Qué es?

La inspección técnica de los edificios de viviendas tiene por objeto determinar el estado del edificio en el momento de la inspección y orientar la propiedad en las actuaciones a realizar para cumplir el deber de conservación, mantenimiento y rehabilitación.

Sirve para realizar el informe de inspección técnica del edificio, documento que describe las características generales del edificio, donde se tiene que hacer constar su estado de conservación, y las posibles deficiencias aparentes constructivas o funcionales que pueden afectar los elementos comunes y su calificación. También contiene las propuestas que se aconsejan técnicamente para la mejora de la sostenibilidad, la eco-eficiencia, la funcionalidad y las condiciones de accesibilidad del edificio.

Mediante este informe la Administración emite el Certificado de aptitud, el cual dependiendo de las diferentes deficiencias observadas al edificio, puede ser “Apto”, “Apto provisional”, “Apto cautelarmente” o “Resolución denegatoria de aptitud”.

Es obligatoria? Porqué la necesito?

Es obligatoria en todos los casos siguientes:

Si lo determinan los programas o las ordenanzas locales

Si el edificio o las viviendas del edificio se tienen que acoger a programas públicos de ayudas para el fomento de la rehabilitación

Si el edificio de viviendas tiene una antigüedad superior a los 45 años exceptuando los edificios de viviendas unifamiliares aisladas que queden separados 1,5 metros o más de la vía publica, de zonas de uso público y de las fincas adyacentes y con las excepciones siguientes:

Para edificios de viviendas plurifamiliars posteriores al 1950:

Entre 1951 y 1960 Hasta el 31 de diciembre de 2015
Entre 1961 y 1971 Hasta el 31 de diciembre de 2016
A partir de 1971 El año que cumpla 45 años de antigüedad

Para edificios de viviendas unifamiliares:

Anteriores a 1900 Hasta el 31 de diciembre de 2016
Entre 1901 y 1930 Hasta el 31 de diciembre de 2017
Entre 1931 y 1950 Hasta el 31 de diciembre de 2018
Entre 1951 y 1960 Hasta el 31 de diciembre de 2019
Entre 1961 y 1975 Hasta el 31 de diciembre de 2020
A partir de 1975 El año que cumpla 45 años de antigüedad

En caso de no disponer del informe técnico cuando este sea exigible la ley lo considera infracción grave. Además, también establece la obligación de entregar a los compradores el certificado de aptitud en el supuesto de que el edificio tenga que pasar la inspección técnica.

Cuando caduca?

La caducidad de la Inspección Técnica del Edificio depende de la calificación recibida en el certificado de aptitud.

En edificios de viviendas sin deficiencias o con deficiencias leves (calificación “Apto”) es de diez años.

En edificios de viviendas con deficiencias importantes (calificación “Apto provisional”) es de seis años (condicionados al hecho que cada dos años se efectúe una verificación técnica que incluya la visita de un profesional técnico al edificio para examinar los elementos con deficiencias importantes y la elaboración de un informe para hacer constar que aquellas deficiencias no han pasado a la calificación de grave o muy grave, salvo el supuesto en que se hayan iniciado las obras para repararlas)

En edificios de viviendas con deficiencias graves o muy graves con medidas cautelares ejecutadas (calificación “Apto cautelar”), es de tres años, siempre que estas medidas hayan resuelto provisionalmente las situaciones de riesgo para las personas y los bienes. Además, queda condicionada a la verificación técnica que se tiene que efectuar en los plazos fijados en el informe de la inspección técnica del edificio, o, como mínimo, cada doce meses, a los efectos de comprobar que las medidas ejecutadas en el edificio se mantienen en buen estado y el estado del edificio se mantiene sin riesgo para las personas y los bienes.

Qué obligaciones nacen a la propiedad a partir de la Inspección Técnica del Edificio?

Presentar, directamente o mediante un representante autorizado, el informe de la inspección técnica ante la Administración competente

Ejecutar, de manera inmediata y urgente, la adopción de las medidas cautelares requeridas en el informe en el supuesto que no se hayan ejecutado anteriormente.

Aprobar un programa de rehabilitación (supervisado por parte de profesionales técnicos competentes) en el plazo máximo de 6 meses o de un año, dependiendo de las deficiencias en el edificio.

Formalización del libro del edificio (el cual contiene las instrucciones o recomendaciones de uso y mantenimiento del edificio y sus instalaciones, el archivo de documentos y el registro de incidencias)

Cómo obtenerla?

Poneos en contacto con nosotros y coordinamos la gestión de las visitas e inspecciones a realizar.

Posteriormente un arquitecto se desplaza al edificio para realizar la inspección y la toma de datos de los sistemas constructivos (fachadas, paredes medianeras, cubierta,etc.) y estructurales (cimentación, estructura horizontal, escaleras, etc.), el estado general de las instalaciones, las diferentes patologías y deficiencias, el estado de conservación, la evaluación de las condiciones básicas de accesibilidad, etc.

A continuación realizamos el informe de inspección técnica del edificio y lo entregamos o a la propiedad o a la “Agència de l’Habitatge de Catalunya” para obtener el certificado de aptitud.

Ofrecemos además la posibilidad de realizar el programa de rehabilitación y un plan de mantenimiento del edificio.